Para resolver problemas complejos…

Estoy terminando de leer un muy interesante libro de Adam Kahane, un destacado diseñador y facilitador de procesos en los que líderes empresariales, gubernamentales y de la sociedad civil pueden trabajar juntos para resolver problemas complejos. Fue jefe de escenearios sociales, políticos, económicos y tecnológicos en Shell, allá por los años 90 y fue entonces cuando fue llamado para trabajar en el proyecto de escenarios de Mont Fleur que impulsó la transición en Sudáfrica, desde el régimen del Apartheid a la situación actual (con todos los problemas que siguen existiendo, es todavía un modelo admirable).

El  libro se titula “Cómo resolver problemas complejos”. En México está publicado en la editorial Norma y en sus apenas 160 páginas va haciendo un repaso a sus experiencias profesionales identificando las claves fundamentales para resolver problemas complejos. Una vez más, algo tan obvio como difícil como es la escucha profunda y hablar con franqueza son claves para cualquier proceso.

Me viene a la cabeza la situación actual en la que se encuentran sindicatos y CEOE en España. ¿Quiénes serán los facilitadores de este proceso? ¿Existirá verdaderamente la escucha activa en estas reuniones? ¿Utilizarán la técnica de los escenarios para generar distintas alternativas de futuro y entender que lo que están haciendo tiene una repercusión mucho mayor que la meramente mediática?

Merece la pena darse una vuelta por la web de una de las empresas en las que trabaja Kahane, Generon Consulting,  donde se pueden consultar casos prácticos fruto de su experiencia. Muy recomendables en estos tiempos.

2 comentarios en “Para resolver problemas complejos…

  1. Juan Rodrigo dijo:

    Buen día Javi.

    No se si la distancia te hace ver las cosas con una perspectiva diferente, pero me parece obligado señalar que en la negociación CEOE – Sindicatos la resolución de problemas complejos se ha realizado de manera brillante.
    Como siempre, la cosa depende de cómo se formula el problema.
    Y todo es más claro si se piensa que en realidad el problema complejo que tenía que resolver la CEOE era el de cómo bloquear cualquier tipo de acuerdo, y que fuera el gobierno el que tuviera que mojarse y quedar “pringao” por las medidas que impepinablemente iban a tener que tragarse los sindicatos.
    Ha sido, una vez más, la evidencia de un “tragala”. ¿Sí o sí?

    Un abrazo, monstruo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s