Sobre Lowen y la bioenergética

No voy a hablar de energías renovables. No al menos, de las energías renovables que conocemos en la actualidad.

La bioenergética es una disciplina terapéutica cuyo creador, Alexander Lowen, falleció el pasado mes de octubre, rozando los 99 años. Los hubiera cumplido el pasado 23 de diciembre.

¿Y quién fue Lowen? ¿Y de qué va la bioenergética?

A grandes rasgos, hablar de Lowen y la bioenergética requiere hablar de Wilhelm Reich. Reich fue uno de los discípulos de Sigmund Freud que decidió tomar una vía de investigación y experimentación diferente a la de su mentor. Si el psicoanálisis revolucionó en su momento la psiquiatría y la psicología por todo lo que aportó Freud, Reich dio un paso más allá considerando no solamente la palabra o el inconsciente como importantes, sino al cuerpo como protagonista fundamental para el trabajo psicoterapéutico. Llevaría meses hablar de todo lo que Reich aportó a la psicología, psiquiatría y psicosociología de la primera mitad del siglo XX. Fue un auténtico revolucionario y como tal, tuvo que vivir.

Lowen lo conoció en 1940 y comenzó con él una terapia que lo transformó por completo. De aquí, Lowen desarrolló  la bioenergética sobre las bases puestas por Reich.

Tal como lo denominó Lowen, el Análisis Bioenergético pretende el desarrollo armonioso del ser humano para vivir la vida de forma más plena y gozosa. Todo esto a través de la integración de mente-cuerpo-emociones, mediante una serie de ejercicios y vivencias corporales que, junto a la verbalización de lo experimentado, ayudan a profundizar en la experiencia de ser cuerpo vivo. La respiración, el enraizamiento, la consciencia del momento presente, el caer en la cuenta…son algunos de los elementos claves de esta terapia.

¿Y cuál es la conexión entre esto y la creatividad? Mucha, muchísima. Si hablamos de flexibilidad, de vitalidad, de gozo, de expresión libre… estamos hablando de principios básicos para el desarrollo creativo. Para la creatividad integral. Una de las evoluciones de la bioenergética, la Personterapia Bioenergética de Luis Pelayo, es todo un ejercicio de creatividad aplicada a la búsqueda de la salud emocional. Tanto en el trabajo terapeútico individual como en el grupal.

O lo que es lo mismo, que la creatividad tiene muchas caras. Algunas de ellas parecen no compartir aristas. Sin embargo, el poliedro complejo que es la creatividad se enriquece con todas ellas.

Aquí va un vídeo breve de Lowen en el que habla de su trabajo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s